Saltar al contenido
Inicio » Blog » 8 Beneficios para los niños de tener un animal en casa

8 Beneficios para los niños de tener un animal en casa

En casa somos muy amantes de los animales. Tanto es así, que tenemos tres gatos y un perro. ¿Conoces los beneficios de tener una mascota?

1. Reduce el estrés

Jugar con un perrito o gatito es una actividad recreativa que mantiene a tus hijos ocupados, enfocados en el presente y alegres ayudando a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión.

Un estudio publicado en la revista Social Development evaluó la influencia de los perros en la disminución del estrés en 101 niños con edades de 7 a 12 años. Los resultados indicaron que cuando estaban solos, los niveles de presión aumentaron como se esperaba. Mientras que con la presencia de su mascota los niveles de estrés se redujeron de manera considerable. Los niños dijeron que con su amigo peludo se sentían seguros y en confianza.

2. Se sienten más seguros y confiados

Los animales les harán sentir acompañados y cómodos en todo momento, especialmente cuando los padres no están en casa. Son parte de la familia y ayudan a los jóvenes a calmarse, lidiar con sus emociones de forma positiva y afrontar la soledad con optimismo.

Además, los animales siempre son cariñosos (si se es cariñoso con ellos) y su presencia en casa ayuda a que los niños sientan gran seguridad y apego.

3. Mejora la socialización

Aunque los animales nunca sustituirán las relaciones interpersonales, los beneficios emocionales de tener una mascota pueden ser iguales a los de la amistad humana, según psicólogos de la Universidad de Miami y la Universidad de San Luis.

En este estudio, reproducido por el Huffington Post, demostraba que los dueños de mascotas tienen tendencias menos solitarias y que las personas con animales de compañía tenían una vida social más activa y se sentían más completos en el plano emocional.

Los niños que se unen emocionalmente a sus mascotas, son más capaces de establecer buenas relaciones con otras personas porque sabrán crear vínculos afectivos y logran desarrollar mejor sus habilidades sociales como la empatía, la conversación y la capacidad para cultivar amistades.

4. Aportan felicidad

Tener un animalito ayuda a subir el ánimo después de haber tenido un día difícil en el colegio porque contribuye a fomentar la alegría, a eliminar la tristeza y a disminuir los miedos normales en la infancia.

Un estudio realizado por la Fundación Affinity, mostró que en los momentos de ocio el 50% de los niños asocian al perro o gato con su «compañero de actividades y juegos» e incluso ocho de cada diez niños de entre 9 y 12 años prefieren jugar con sus animales antes que con videojuegos.

5. Adquieren valores

Los animales aportan muchos valores a los pequeños, valores que en ocasiones las propias personas olvidan de transmitir como la fidelidad, compasión, amor incondicional, respeto, empatía, etc.

Según el estudio de la Fundación Affinity sobre el vínculo entre los animales y las personas, los primeros conceptos que asocia la mayoría de los niños cuando les preguntan por la relación con su perro o gato son: «cuidar», «alimentar» y «jugar». Estos son los valores de responsabilidad que los animales de compañía transmiten a los pequeños al tener que cuidarlos, darles de comer, asearlos y recoger la caca. Eso los ayudará a madurar y favorecerá su autoconfianza.

A medida que los niños van creciendo podemos adaptar sus responsabilidades en función de su edad desde encargarse a diario de que los animales tengan agua limpia, darles su comida, cepillarlos y lavarlos hasta darles paseos y asumir otras responsabilidades de mayor importancia.

6. Mitigan la agresividad

Los niños con problemas de agresividad se ven en la obligación de mejorar su conducta para enseñarle a su mascota a comportarse de forma correcta.

Además, jugar con los animales es un mundo de aprendizaje nuevo para los pequeños porque puede estimular la imaginación y la curiosidad.

7. Favorecen la actividad física

Las personas con animales en casa hacen más ejercicios porque pasan más tiempo jugando en el patio o corriendo en el parque.

Al verse obligados a tener una vida más activa y un estilo de vida más saludable, es menos probable que sufran de sobrepeso. Además, según la organización británica Pet Health Council, esta actividad física también contribuye a la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre así como a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

8. Menos enfermedades y alergias

El sitio HealthLine afirma que los niños que crecen con mascotas desde bebés tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades respiratorias, como alergias y asma, que los que no tienen mascotas.

Al estar expuestos al pelo de los animales desde el nacimiento, el cuerpo desarrolla inmunidad ante estos agentes externos y fortalece su sistema inmunológico.

Y tú, ¿tienes mascotas en casa o sigues teniendo dudas?

¿Quieres estar al día de las novedades?​

Rellena el formulario y podré avisarte de nuevas entradas a través del email.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.